## Última Hora ##
Un momento...
, , , , , , ,

La musculatura voluntaria: atrofia, paresia, crisis epiléptica.

Premisa: la etiología de las llamadas enfermedades (o sea, la causa de las reacciones fisiológicas especiales del organismo) es el tema que, en un primer acercamiento a las 5LB, mayormente llama la atención. Además de la comprensión de las causas, pero, es fundamental aprender a familiarizarse con la función de los tejidos involucrados y la posición del organismo en ese proceso.
Este enfoque adopta los detalles adquiridos en la Escuela de Formacion Profesional 5LB, que en sí no busca demostrar nada (no en este contexto), sino que da instrumentos precisos que permiten a cualquier persona verificar estos fenómenos.
Para los principiantes será necesario leer, al menos, las 5 Leyes Biológicas

En neurología se clasifican gran cantidad de patologías como de patogénesis incierta y de etiología completamente desconocida, que en muchos casos involucran al sistema muscular.
Con las leyes biológicas rápidamente se ordenan y aclaran tanto la sintomatología y evolución como las causas.
En este artículo tratamos de la forma más simple posible y en líneas generales los músculos estriados (llamados voluntarios) y sus síntomas más comunes.
Se desarrollaran ideas sobre partes específicas del cuerpo.

La dificultad para mover algunos músculos, las paresias, las crisis epilépticas son síntomas del mismo proceso de fisiología especial conducidos por la corteza motora.
En Fase Activa, en efecto, el impulso motos reduce su intensidad, sin embargo no hay ninguna manifestación de síntomas si esta es breve.
Si, en cambio, la Fase Activa perdura, la persona puede comenzar a notar que no puede mover como antes cierta parte del cuerpo y gradualmente, puede desarrollar una paresia espástica parcial (o sea, el músculo se resiste a la distensión pasiva).
Enseguida luego de la solución (CL) se observa una momentánea caída en el función, que en el caso de un proceso largo e intenso se manifiesta como una parálisis fláccida en los músculos.
Es ciertamente un síntoma que asusta pero es temporal y encuadrado dentro de la curva bifásica tiene su sentido.
Sucesivamente la CE produce la sacudida tónico-clónica típica de la crisis epiléptica, que son rápidas contracciones involuntarias de un grupo muscular.
Por como se describe comúnmente la epilepsia, en estos casos se trata de la participación de una amplia cantidad de músculos del cuerpo.
En la fase PCL-B se ve una lenta y gradual recuperación de la función muscular.

La percepción biológica (DHS) que activa en el organismo este proceso de fisiología motora es ¨ser impedido en el movimiento¨: se trata de un movimiento bloqueado bruscamente, impedido de avanzar, de rechazar, de andar, de seguir, de escapar...puede involucrar a un solo músculo o, como en el caso de la epilepsia una vasta área del cuerpo, con una percepción de impedimento del movimiento amplia y dramática.
Un ejemplo es el caso de un niño que ha percibido la ejecución de una inyección como una morsa de la cual no pudo desvincularse y entonces, luego de ser tranquilizado, hace la respectiva crisis epiléptica.


La atrofia muscular, los desgarros y estiramientos, los calambres (contracciones tónicas), los dolores musculares y articulares son en cambio síntomas de un proceso de fisiología especial conducido por la sustancia blanca cerebral, la cual se ocupa no del movimiento, como hemos visto con la corteza, sino del trofismo, de la estructura del músculo, de su fuerza y ¨competitividad¨.

En Fase Activa sucede la necrosis celular del tejido muscular y entonces, a la larga, puede manifestarse atrofia (sin dolor) y disminución de la fuerza.
Inmediatamente luego de la solución (CL) el músculo se repara inflamándose con dolor y cede notablemente su fuerza, su tonicidad y su sostén, con el fin de ser utilizado lo menos posible durante la reparación: es justo en esta fase delicada (PCL-A) que el no respetar la convalecencia puede llevar a desgarros y estiramientos.
El proceso de reparación PCL es el mecanismo que se activa luego de un esfuerzo muscular intenso, como aquel que se puede experimentar en un gimnasio: durante la actividad el músculo dá lo mejor de sí sin dolor (que impida el trabajo), mientras que en las horas sucesivas está dolorido y débil porque está en fase de reparación y de proliferación de las fibras requiriendo reposo.

La fase PCL-A de la sustancia blanca es una de las más notorias en cuanto a los síntomas, caracterizada por cansancio y dolores que, por estar en una profunda reparación pueden ser muy intensos y difícilmente controlados por los medicamentos.
La crisis epileptoide del músculo puede manifestarse como un calambre (contracción tónica), y hacia el final de la PCL-B se recupera lentamente la fisiología normal, con la expulsión de líquido a través del aumento en la sudoración y de la orina.

La percepción biológica que activa los tejidos de la estructura muscular tiene que ver con su función: mover, retener sostener.. en base a la localización específica de cada músculo, con un sentido de ¨ no logro..¨, por ejemplo, ¨no logro retener¨, ¨no soy adecuado para sostener¨ etc.
Dada la multiplicidad de las funciones de las diversas áreas musculares, cada una tiene su particular motivo para activarse.
Por ejemplo, la pantorrilla, que se empeña en el primer impulso para avanzar, para encaminarse o para brincar, responde a la percepción de ¨no logro andar, no soy lo suficientemente rápido¨.
En Fase Activa, entonces, no se advierte ningún síntoma, mientras que en reparación, luego de la sensación de ¨finalmente fuí hábil y rápido¨ , los tejidos reposan cediendo, con sucesivos dolores e inflamación.
En efecto cuando una pantorrilla se estira inesperadamente durante un movimiento banal, que se ha hecho siempre sin dificultad, podemos estar seguros de que nos encontramos al inicio de la fase de reposo (PCL-A), durante la cual el músculo es lógicamente débil.
Al final de la PCL-A el gemelo hará su CE: el calambre.
Si la contracción no es contrarrestada su duración es de cerca de 40 segundos.

El sentido biológico de este proceso resulta claro en la fase final: como todos los deportistas lo saben bien, un músculo esforzado un poco en su límite presentará la próxima vez una tonicidad, fuerza y dimensión mayor para enfrentar el desafío sucesivo: en efecto, el mismo Hamer llamó a esta categoría ¨órganos de lujo¨, aquellos que con cada solución reparan con exceso el tejido para ir al encuentro de la performance necesaria para la vida.

Para aplicar este conocimiento es imprescindible la precisión así es importante no autodiagnosticarse y no modificar el tratamiento médico, sino observar el proceso así como es con solo fines didácticos.
Debido a la pluralidad de variables es sin embargo imposible e irrespetuoso para la persona envolucrada, incluso en presencia del mejor médico o experto, hacer diagnósticos correctos y completos on line.



traducción y dirección

Matelda Lisdero

Sigue a el 5LB Magazine