## Última Hora ##
Un momento...
, ,

Para que sirve conocer las leyes biológicas

Las 5 Leyes Biológicas son un mapa, con el mayor detalle hasta hoy conocido, de las conexiones entre psique, cerebro y órgano.
Gracias a esta precisión, moverse en los diversos campos de la salud, desde la psicología a cualquier otra terapia, se convierte en un camino finalmente científico y, como nunca antes, eficaz.
Un camino que finalmente es único para cada persona. A través del cual es posible, cada vez de manera diferente, observar la biología moverse según leyes de la naturaleza comprobables y verificables.
Un mapa que puede ser consultado por cualquiera que desee orientarse en el mundo del propio cuerpo y de la propia psique.
Un mapa del ¨como funciona un ser vivo¨ que nos permte observar, verificar e incluso preveer los fenómenos psiquicos y fisiológicos.

En este sentido, las leyes biológicas son un mapa detalladisimo, al servicio de las innumerables técnicas terapéuticas aplicadas por el hombre; pero no son una terapia ni un modus operandi.
Un instrumento que está en el fondo de quien aplica una terapia, como el mapa de una ciudad, que se consulta para llegar a un punto y después se guarda: cada uno puede llegar de la manera que quiera: a pie, en omnibus, en auto por diferentes rutas alternativas, en base al tráfico, a los cortes de calles, a las condiciones meteorológicas….

Incluso al que está fuera del campo terapéutico, el conocimiento profundo de este mapa le permite una cosa muy concreta y extremadamente útil: demoler y reestructurar el sistema de creencia común sobre la salud y la enfermedad.
Eso que se piensa y se cree sobre la salud del propio cuerpo no pertenece a la biológia y en efecto es capaz de producir una densa capa de miedo con un efecto nocebo devastador.

Si entonces, el conocimiento de las leyes biológicas, de por si, no pueden curar, tienen, sin embargo, el gran merito de guiar al ser humano hacia su esencia, al sentido biológico y científico de la enfermedad, desentrañando las superestructuras ideológicas estructuradas a lo largo de milenios, y dejando caer, definitivamente, el miedo a la terrible enfermedad (inducida por agentes externos), el temor a la maldición divina o a la mala suerte (inducida por una medicina mágica), el miedo al organismo-maquina que se rompe (inducido por una medicina mecanicista) y el miedo al defecto de fábrica (inducido por la medicina genética).
Creando finalmente un pequeño espacio de tranquilida del cual empezar.

El miedo cumple un rol fundamental en la patogénesis y en el mantenimiento de las condiciones crónicas, y también, si bien el miedo a la enfermedad es solo uno de muchos otros, en nuestra sociedad tiene un peso abrumador e hipnotizante, La paciente integración de las leyes biológicas a la cultura puede disolver el miedo como el sol a la nieve.

Si no entiende de que se está hablando, comience por aquí.



traducción y dirección

Matelda Lisdero

Sigue a el 5LB Magazine